Publications & Products
Tiempo en pantalla
Tiempo en pantalla

Las revistas para exalumnos tienen la vista puesta en los dispositivos móviles

Por Theresa Walker


Sidebar      


Comparte con nosotros tus comentarios

¿Qué te pareció el artículo?

Cuando la Universidad Loyola Marymount comenzó el rediseño decenal de su revista en el verano de 2009, el principio rector era ver la manera en que la gente prefiere consumir el contenido e interactuar con diferentes medios. Así que la presentación del primer iPad de Apple a finales de enero de 2010 fue un momento fortuito para LMU; un momento que le dio al personal la oportunidad de hacer una declaración acerca de la recién rebautizada LMU Magazine, de demostrar el compromiso de estar donde los exalumnos estén y de continuar la estrategia de utilizar cada medio de la mejor manera posible.

Para cuando el iPad salió a la venta en abril de 2010, el lanzamiento de la revista rediseñada se había establecido para el número del verano de 2010. Cuando LMU Magazine debutó en julio, se convirtió en la primera revista universitaria para exalumnos en lanzar una aplicación para iPad.

"La gente no quiere contenido obsoleto en un dispositivo móvil", dice John Kiralla, director senior para sitios Web, nuevos medios de comunicación y diseño de la institución californiana. "Nos concentramos en poner más contenido y fotografías en las manos de la gente todo los días. Sabíamos que si sólo reciclábamos el mismo contenido en diferentes medios, la gente se daría cuenta".

En el año transcurrido desde que LMU Magazine entró a la App Store de Apple, varias instituciones han seguido su ejemplo, y es muy probable que muchas más se unan mientras las ventas sigan creciendo y las nuevas tablets entren al mercado. A principios de este año, las ventas de libros electrónicos superaron las ventas de libros impresos. Los resultados de una encuesta realizada por el Instituto Reynolds de Periodismo en el otoño de 2010 a 1 600 usuarios de iPad revelaron que los datos demográficos se ajustan en gran medida al perfil de los lectores de la revista para exalumnos en cuanto a educación, ingresos y edad.

El atractivo de los apps

A pesar de que LMU se hizo de cierto cachet al tener la primera revista para exalumnos en el iPad, ser los primeros también generó algunos dolores de cabeza. El personal de la revista de LMU tuvo que encontrar gente para desarrollar el app desde cero, con una inversión inicial de más de 20 000 dólares, mientras que las instituciones que llegaron un poco después pudieron elegir apps ofrecidos por proveedores como Texterity y BlueToad Inc.

El precio del app para iPad de BlueToad incluye una cuota de 199 dólares más 99 dólares adicionales al mes durante un mínimo de un año; sin embargo, esto es adicional al costo de alojamiento de la versión digital de la revista, que sirve como contenido para el app. El precio de la edición digital depende del nivel de servicio que se requiere para crearla. Según un representante de la compañía, la mayoría de las revistas universitarias prefieren una configuración asistida, que cuesta 4 dólares por página para usar la marca de BlueToad o de 5 dólares por página para usar la marca de la institución. Por ejemplo, la edición digital de una revista trimestral para exalumnos, de 100 páginas podría ser de 400 o 500 dólares por número, lo cual incluye el alojamiento por tres años y 150 000 páginas consultadas al mes. (Las revistas con suscripciones pagadas incurren en cargos adicionales.) El vídeo es gratuito, pero funciones como las presentaciones de diapositivas y las vistas de 360º son adicionales. Mientras tanto, Texterity ofrece un paquete multiplataforma que incluye el alojamiento de la edición digital de la revista, apps para iPad, iPhone y dispositivos Android, así como extracción de texto para BlackBerry. Las revistas que publican menos de 10 veces al año pagan una cuota única de 2 000 dólares por cada app y luego 1 500 dólares por número a lo largo de un año. Las funciones adicionales, como las presentaciones de diapositivas, el vídeo, o las vistas de 360º, tienen un costo adicional de 200 dólares cada una.

Poco después de la llegada del iPad, la Universidad de Emory en Georgia comenzó a examinar la posibilidad de lanzar su propio app para su revista para exalumnos, un proceso que fue más sencillo debido a una relación previa con un proveedor que le proporcionó BlueToad a la universidad. La inversión relativamente barata cerró el negocio.

"Es lo mejor de ambos mundos", dice Paige Parvin, editora de Emory Magazine. "Puede hacer lo mismo que el sitio Web, pero se lee de forma muy similar a la edición impresa y se muestra con un poco más de elegancia que la edición Web".

Emory Magazine cuenta con contenidos adicionales como vídeos y galerías de fotos para hasta seis artículos en cada edición de su app basado en PDF. El app también ofrece podcasts de algunos artículos, que sus autores leen en voz alta cuando es posible, pero los miembros del personal y algunos talentos de voz independientes también han grabado algunos. Parvin ha prestado su voz para algunas de sus "Notas del editor". Aunque no le encanta escuchar su propia voz, ella admite que "el que algunos autores lean lo que han escrito le da un toque especial".

En la Universidad de Kentucky Occidental, Sean Ward, editor de WKU SPIRIT considera que el iPad es una forma de mejorar la experiencia de los lectores. "La gente está ocupada y tiene muchas opciones y cosas que hacer con su tiempo. Si no se crea una experiencia, no será posible sobrevivir en el mundo de las revistas", dice. "Eso es especialmente cierto en el mundo de las revistas para exalumnos. Como exalumnos, ya se sienten atraídos hacia la institución, creemos una experiencia con ella".

Al igual que muchas otras revistas con un app para iPad, Kentucky Occidental está creando esa experiencia a través de vídeo con tomas de entrevistas y reutilizando grabaciones de sus colegas del campus. Además, el personal de la revista produce un vídeo previo de uno o dos minutos para promover cada número nuevo para iPad y lo publica en la página Web de la revista.

Listo para dispositivos electrónicos de lectura

El iPad puede ser el dispositivo móvil del momento, pero no fue el primero en alojar una revista digital para exalumnos. Meses antes de que se anunciara el iPad y casi un año antes de que apareciera el app de LMU, el número de otoño de 2009 de la revista Washington State Magazine de la Universidad Estatal de Washington estuvo disponible para el dispositivo electrónico de lectura Kindle de Amazon.

Las circunstancias que llevaron a la WSU al Kindle fueron similares al paso de LMU al iPad. Casi al mismo tiempo en que Larry Clark, editor adjunto y redactor Web de la Washington State Magazine, se unió a la institución en 2008, se estaba rediseñando el sitio Web de la revista, y los miembros del personal estaban buscando maneras de presentar la revista en diferentes formatos digitales. El Kindle, que en ese entonces tenía menos de un año de haber salido al mercado, fue ganando popularidad. Clark descubrió que convertir los archivos de la revista para el dispositivo electrónico de lectura era similar a lo que ya se hacía para subir la revista a la Web, así que agregar la edición para Kindle a su lista de pendientes no fue ningún problema.

"No propusimos publicar la revista para Kindle desde el inicio, pero queríamos presentar esa opción", dice Clark. Con nueve números disponibles en la Kindle Store, tienen un promedio de 10 descargas cada uno (a un precio de venta mínimo de 99 centavos), pero ha habido un par de números que han tenido más de 60 descargas. Puesto que los números anteriores siempre están disponibles, se pueden vender en cualquier momento.

Cuando el Colegio William & Mary de Virginia se aventuró en el uso del Kindle con el número de primavera de 2010, se inspiró en parte en la presencia de la Washington State Magazine, según Eric Pesola, director adjunto de nuevos medios y mercadotecnia de la Asociación de Exalumnos de W&M. "Fueron fundamentales para que nos uniéramos [al Kindle]", dice. "Cuando comencé a investigar y vi [a la Estatal de Washington], me dije 'Si ellos pueden, nosotros también'."

Después de una reunión con un proveedor que le describió las ofertas digitales de la empresa y le dio el precio correspondiente, Pesola decidió probar el Kindle por su cuenta.

Aunque al principio Pesola, que colabora con la revista además de dirigir el sitio Web, no era fan del Kindle, ha llegado a apreciarlo, en particular después de semanas de trabajar con el que le quitó a su jefe para asegurarse de que subía correctamente los primeros números de forma correcta. Ahora, realiza todo el proceso en unas cuantas horas, al igual que Clark (de la Estatal de Washington).

Clark y Pesola reconocen las desventajas del Kindle en particular la imposibilidad de mostrar fotos, pero defienden su utilidad. "Para lo que lo diseñaron, es fantástico", comenta Pesola.

Desde el lanzamiento de la edición para Kindle, los exalumnos de W&M han preguntado cuándo estará disponible para Nook y para iPad, éste último es el siguiente proyecto de Pesola. Clark también ha dirigido su atención al iPad, mientras sigue el desarrollo de otros lectores electrónicos y tablets.

"Dado que Android y otras tablets están apareciendo, aplicar muchos recursos sólo al iPad me parece un tanto cuestionable", dice Clark. Más que crear un app nativo, uno que esté diseñado específicamente para iPad, WSU está trabajando en un app Web para pantalla táctil que podría correrse en diferentes plataformas. (The Financial Times presentó uno en junio.) Desarrollar este app con talento interno también podría ser mucho más rentable. "Tenemos la esperanza de conseguir la misma experiencia si nos centramos en un app basado en Web en lugar de en un app nativo para todos estos dispositivos sin arrepentirnos en dos años. Nadie sabe qué dispositivo terminará siendo el preferido, así que todos corremos el riesgo de darnos un frentazo".

El vídeo se convierte en una estrella de revista

Para un dispositivo que algunos han descrito como el posible salvador de las publicaciones impresas, el vídeo es la palabra clave en las conversaciones sobre el iPad. Si bien es un contenido esencial, producirlo requiere mucho tiempo y habilidades que no todo el personal tiene. Además recibe la mayor parte de la atención, dice Kiralla.

En Emory, se ha incrementado el énfasis en la producción de vídeo y de contenido multimedia. Parvin y su editor adjunto han utilizado iMovie para segmentos de su página Web y siguen aumentando sus habilidades explorando lo que pueden hacer, como utilizar fotografías con el audio de entrevistas para crear presentaciones con sonido. Además, también están aprovechando la gran cantidad de vídeos que producen sus colegas de otros departamentos, en particular en el de relaciones con los medios.

"Es una combinación de contenido adicional producido por el personal de la revista y de colaboración con nuestros colegas que ya están produciendo [vídeo]", dice Parvin. "Simplemente tiene sentido aumentar la visibilidad del contenido que ya tenemos".

Como resultado de ello, la disponibilidad de vídeo está comenzando a influir sobre el contenido de la sección "Of Note", que incluye artículos breves, de la Emory Magazine.

A la carga

Estos esfuerzos están vinculados, no importa cuál sea la plataforma, por el deseo de la revista de llegar a sus lectores y por el espíritu de experimentación similar a lo que está pasando en los medios sociales. Ninguno de los editores inició este proceso sin una expectativa de descargas -no había ningún punto de referencia-, pero todos ellos se sienten satisfechos con el éxito que han tenido hasta ahora, en particular porque las cifras (cientos para algunos y miles para otros) siguen aumentando con cada número.

"En este momento, las cifras son bajas, pero [representan] individuos que quizá no hubieran leído la revista o que no hubiéramos alcanzado" dice Pesola (W&M).

Además, mientras se haya sopesado la inversión necesaria y pueda hacerla, el punto es llegar a los lectores.

"No permita que una tecnología que evoluciona tan rápidamente parezca tan abrumadora y no espere el camino más fácil", dice Parvin. "Es como tener un hijo. Si espera a que las condiciones sean perfectas, es muy fácil que nunca se anime".

No hay manera de saber lo que ofrecerá el entorno de las tablets y de los dispositivos electrónicos de lectura el año próximo. Lo que es probable es que las revistas para exalumnos tratarán de llegar a tantas plataformas como les sea posible según sus lectores, revista, presupuesto e institución.

Acerca de los Autores Theresa Walker

Shelby Thayer es una especialista y estratega web para la Pennsylvania State University's World Campus, también publica un blog con analítica web en: TrendingUpward.net.

Comentarios

(1024 caracteres incluyendo espacios)

Para comentar debe estar registrado. Su nombre y la institución se mostrarán junto con el comentario.