Honora Shaughnessy—Director of Alumni Relations
McGill University—Montreal, Quebec
Canada
Publications & Products
Acto de equilibrio
Acto de equilibrio

Un vistazo a las prestaciones y el equilibrio en la vida laboral a través de los ojos de los profesionales del desarrollo institucional

Por Mary Ellen Collins


Shorts       Sidebar      


Comparte con nosotros tus comentarios

¿Qué te pareció el artículo?

La gente que elige una carrera en el desarrollo institucional sabe que no accede a una profesión con un horario de 9 a 5 y 40 horas a la semana. El personal trata de combinar su vida personal con el compromiso hacia trabajos estresantes que requieren viajes, largas horas de trabajo, eventos en fin de semana y fechas límite.

"No logré un buen equilibrio cuando era más joven", dice Kathy Farah, directora de servicios de desarrollo de la Universidad de Kentucky. "Cuando era la directora de TI, llevaba a mi hijo en su saco de dormir las noches que tenía trabajo que hacer. A él le parecía divertido, pero llegó un momento en que me dije, '¿Qué estoy haciendo? ¡Este niño debería estar en casa en su cama!' "¿A alguien se le ocurrió decir que esta práctica no era necesaria? "¡No!", dice Farah. "Me decían, 'Es impresionante lo duro que trabajas'".

Los tiempos han cambiado en las dos décadas que han pasado. La Universidad de Kentucky ahora ofrece una extensa gama de recursos y políticas para equilibrar la vida laboral con la vida personal. Y Farah, que ha ocupado seis posiciones en sus 32 años en la institución, ha sido nominada dos veces para recibir el premio anual de Supervisora de la Vida Laboral y Personal de la universidad, que se entregó por primera vez en 2009.

En los últimos 10 años, las instituciones han comenzado a abordar la importancia de las cuestiones de la vida laboral y personal, dice Laura Koppes Bryan, presidente de la Asociación de Trabajo/Familia de Colegios y Universidades. "Hay mucha más preocupación y apoyo por el personal que antes", dice. "Los empleados desean y esperan tener programas de vida laboral y personal. Lo que comenzó como una estrategia de reclutamiento y retención se ha convertido en una inquietud general sobre cómo se trata a la gente".

Algunos de los beneficios intrínsecos de trabajar en una institución educativa, como el acceso a centros de acondicionamiento físico del campus, centros médicos, eventos deportivos, museos, conciertos -por no mencionar el acceso a más educación- pone al sector a la vanguardia, a pesar de que estas prestaciones no se establecieron para contribuir al equilibrio entre la vida laboral y personal, dice Bryan, quien también dirige la Escuela de Ciencias de la Conducta y Psicología de la Universidad del Oeste de Florida. "Sin embargo, hay muchas variantes dentro de la educación superior", agrega. "Algunas instituciones están muy adelantadas y algunas otras no han pensado en el equilibrio entre la vida laboral y personal".

Las instituciones que le han dado prioridad al equilibrio entre la vida laboral y personal comparten el deseo de crear un ambiente de trabajo sano y de apoyo que refuerce la vida multidimensional de los empleados.

Lecciones del equilibrio entre la vida laboral y personal

La Universidad de Toronto, con su bien establecida cultura amigable para los empleados, generalmente aparece en listas que promueven sus prestaciones, entre ellos los Mejores Empleadores de Toronto y su área Metropolitana y Mejores 100 Empleadores de Canadá.

"Nuestra oficina de Atención Familiar... ha analizado las cuestiones de la vida laboral y personal desde principios de los noventa, lo cual me parece que era increíblemente avanzado para la época", dice Rosie Parnass, directora del Centro de Aprendizaje y Desarrollo Organizacional y asesora en temas de calidad de vida laboral. La universidad ofrece una extensa lista de recursos de atención, numerosas iniciativas de bienestar , una gama de talleres de habilidades para la vida y programas de vida laboral y personal como los recorridos a pie a la hora del almuerzo "Undiscovered Campus".

Estableciendo una ligera distinción entre el enfoque de los programas de vida laboral y personal de Estados Unidos y Canadá, Parnass agrega, "Debido a que nuestras prestaciones sociales [las que proporciona el gobierno] son tan diferentes a las de [Estados Unidos], la vida laboral y personal adquiere una connotación diferente. Temas como el cuidado de los niños y los ancianos son más dominantes porque tenemos prestaciones sociales que atienden algunos de los otros problemas, como la licencia por maternidad". (En Canadá, las madres que trabajan reciben una licencia por maternidad con pago de 15 semanas. Además, uno de los padres puede tomar hasta 35 semanas de licencia por paternidad con paga o dividirlo entre ambos padres que trabajan.)

Antes de tomar una licencia por maternidad de un año, Erin Lemon, directora de mercadotecnia y comunicación en línea de la Universidad de Toronto, participó en seminarios universitarios sobre cuidado infantil y estrategias de crianza de los hijos. Como madre soltera, que volvió al trabajo en enero, aprecia la flexibilidad de poder trabajar desde su casa o de llegar más tarde de vez en cuando.

Las instituciones que no tienen programas tan desarrollados tienen que empezar en alguna parte. Las etapas iniciales de los esfuerzos del Colegio Mount Holyoke de hacer del equilibrio entre la vida laboral y personal una prioridad comenzaron con su nuevo presidente, Lynn Pasquerella. A los pocos meses de asumir el liderazgo de su alma máter de Massachusetts el pasado otoño, se creó la Comisión Presidencial para el Equilibrio entre la Vida Laboral y Personal.

"Realmente queríamos iniciar una conversación con los miembros de la comunidad en torno a temas sobre la vida laboral y personal para que pudieran desarrollar estrategias para hacer de Mount Holyoke un gran lugar de trabajo", dice Lauren Turner, directora de recursos humanos/funcionaria de acción afirmativa. (Al cierre de esta edición, Turner se había convertido en vicerrectora de recursos humanos de la Universidad de Massachusetts Lowell.)

En la cumbre de enero de 2011 de la comisión, los miembros identificaron seis áreas de atención: revisar las políticas para profesores, revisar las políticas para el personal, bienestar, desarrollo profesional, administración de la carga de trabajo y cuidado infantil. Aunque el colegio ha creado fuerzas de tarea para trabajar en cada uno de ellos, el mayor avance se ha logrado en el frente del bienestar, con programas diseñados para promover y apoyar la salud y la condición física.

"Antes de la cumbre, sabíamos que la gente estaba interesada en el bienestar y en el equilibrio entre la vida laboral y personal", dice Turner. "Recursos humanos estaba trabajando en una iniciativa sobre bienestar justo cuando se creó la comisión". Junto con estas iniciativas y un nuevo sitio Web sobre bienestar y vida laboral y personal, el campus tiene 270 empleados en 38 equipos que participan en un reto de bienestar en el que las personas ganan puntos por comer sanamente, mantenerse activas físicamente y alcanzar o mantener un peso saludable.

Normas de flexibilidad

El equilibrio entre la vida laboral y personal significa diferentes cosas para diferentes personas, pero la flexibilidad parece ser una prioridad para todos, independientemente de su edad o posición.

"Lo que siempre surge en nuestras encuestas es la flexibilidad con respecto a cómo, cuándo y dónde hacer su trabajo", dice Bryan. Según la Encuesta de Compensación CASE 2011, casi el 48% de los 4 335 encuestados trabajan en instituciones que ofrecen horarios flexibles.

Pero a veces esa flexibilidad tiene menos que ver con una política formal y más con el reconocimiento de la situación personal de un empleado, como fue el caso de Danielle Strickland, directora de comunicación de desarrollo de la Universidad de Arkansas, hace algunos años. Su supervisor la sorprendió sugiriéndole que se cambiara a un horario no tradicional.

"Podía trabajar un horario de domingo a jueves para coincidir con el horario de mi esposo. No se me había ocurrido pedir esto", comenta. "Uno de mis supervisores me escuchó hablar sobre el cambio temporal en el horario de mi esposo y me dijo 'Estás recién casada y esta época es fundamental. Considera ajustar tu horario durante un tiempo mientras el suyo vuelve a la normalidad'. "

Después del nacimiento de su hija, unos años más tarde, Strickland volvió a cambiar su horario entrando y saliendo más temprano su jornada para poder pasar más tiempo con su hija.

"Me sentí abrumada por la comprensión y la flexibilidad de la oficina. Estas situaciones fueron muy personales, y yo habría entendido si no hubiera funcionado, pero funcionó, y mi productividad ha aumentado aún más porque estoy muy contenta con el equilibrio. "

En la Escuela Hotchkiss de Connecticut, Kate Persons, director de exalumnos y operaciones de desarrollo, se benefició de otro tipo de flexibilidad.

"Cuando me embaracé la primera vez, dejé mi puesto de directora de relaciones con exalumnos, con todos los eventos y viajes, para ser directora de servicios de desarrollo institucional para poder volver a casa por las noches", dice. "He visto a muchos empleados cambiar de trabajo dentro de la escuela. Hay una cultura y una actitud de querer retener a las personas que son buenas".

Una de las razones por las que la flexibilidad es tan valorada cuando se ofrece se debe a cuestiones relacionadas con la vida familiar y el cuidado de los niños. Y a muchos padres que trabajan en desarrollo institucional les gustaría ver algunas mejoras con respecto a los recursos de cuidado infantil dentro del campus.

"El cuidado de los dependientes ha sido un tema recurrente durante año", dice Jeri Pat Gabbert, directora ejecutiva de donaciones mayores en la Universidad Valparaíso de Indiana. "Hace cinco años, teníamos alrededor de tres instalaciones que recibían lactantes en Valparaíso y no pude entrar a ninguna". Aunque terminó optando por una persona que cuidara a su hijo en casa, podría haber nuevos horizontes en el campus.

"Bajo el liderazgo de un nuevo presidente, estamos analizando la posibilidad de contratar a un tercero para el servicio de guardería en un lugar cercano al campus", dice Gabbert. "Creo que es fantástico. No sólo animaría a la gente a permanecer en la universidad, también podría ser una gran ventaja de reclutamiento".

Persons, de Hotchkiss, eligió una guardería fuera del campus por una razón diferente: El centro del campus está abierto sólo cuando hay clases. En este momento, está "muy centrada en los profesores, no en el personal", dice Persons, agregando que le encantaría que la guardería del campus estuviera más orientada al personal y abriera todo el año. "Algunas de las prestaciones se ofrecen con buenas intenciones pero no se ejecutan de manera que beneficien al mayor número de personas".

Pero la flexibilidad no es sólo importante para los padres de los niños pequeños, es algo que necesita la mayoría de los empleados.

"La investigación de AARP sobre contratación de personas de más edad demuestra que ellos también busca flexibilidad en el lugar de trabajo", dice Bryan. "Tienen problemas para atender a sus nietos o a su padres ancianos, o desean flexibilidad para viajar".

En Kentucky, Farah agradeció ese tipo de flexibilidad, cuando su padre estaba gravemente enfermo. "Tuve la suerte de poder tomarme más de un mes, mientras me mantenía en contacto por teléfono y correo electrónico", dice. "Estaba a 90 millas [140 km] de distancia y para mí era importante estar con él". Farah también agradeció los recursos para la atención de adultos mayores de la universidad, que incluyen personal que puede proporcionar información general sobre servicios y consultas personalizadas, referencias y ayuda de planificación. Además de seminarios y asesoramiento a las familias, también hay un grupo de apoyo para los cuidadores y un boletín electrónico mensual sobre el cuidado de personas mayores. Prestaciones como estas son cada vez más importante para el equilibrio entre el trabajo y la familia a medida que más empleados se encuentran el cuidado de padres ancianos.

"Antes de que mi padre falleciera, utilicé el boletín y los temas que se presentaban en almuerzos informales sobre las personas que dan atención", dice Farah. "Eso fue realmente útil para mí, porque yo no tenía que salir a buscar eso recursos por mi cuenta".

Estilo de vida y asuntos de dinero

Los estudios muestran que el ejercicio reduce el estrés y aumenta la condición física, la felicidad y el bienestar. Y un lugar de trabajo más feliz es más productivo. Alrededor del 43% de los que respondieron la encuesta de CASE informa que sus instituciones ofrecen membresías en gimnasios o descuentos, y el 45% ofrece programas de acondicionamiento físico/bienestar.

Madre de dos hijos pequeños y esposa de un estudiante de posgrado a tiempo parcial, Persons aprecia la política Hotchkiss que permite que los empleados tomen una hora a la semana para ir al gimnasio. Muchos de ellos agregan media hora a la media hora de su descanso para almorzar con el fin de tomar una clase de una hora o para hacer ejercicio de manera independiente. "Puedo tomar una clase de yoga o ir a nadar o a correr. No puedo hacer ejercicio a las 5:30", comenta. "Lo hago en mi hora de comida o no lo hago".

El programa de bienestar Better Me del Instituto Rochester de Tecnología de Nueva York incluye acceso a entrenadores y a un nutriólogo, además de programa integral de talleres, clases y actividades recreativas. La accesibilidad y la comodidad de poder utilizar los recursos de la universidad para ayudar a mantener un estilo de vida saludable valen mucho para Melissa Miranda, directora asociada de relaciones con exalumnos.

"Pagamos 60 dólares por trimestre para tener acceso a 30 clases de acondicionamiento físico, que es mucho menos que los 50 dólares al mes que cuesta el gimnasio", dice Miranda, que a menudo hace ejercicio a la hora del almuerzo. Ella también compra acciones en la Good Food Collective, una cooperativa local de alimentos que cada semana entrega productos frescos y pan, así como café de comercio justo en el campus como parte del programa.

Aunque Miranda puede haber considerado unirse a una cooperativa de alimentos por su cuenta, ella dice que "el factor de conveniencia de estar en el campus es algo muy importante para la gente".

Muchas instituciones también ofrecen maneras para beneficiar la cartera de su personal, como descuentos en comercios locales. Además de aprovechar el seguro para mascotas que ofrece su institución, Farah, que tiene dos perros y dos gatos, agradece los descuentos que puede recibir de las perreras, peluqueros y tiendas de mascotas locales por ser empleada de la universidad.

Cuando Miranda y su novio se estaban preparando para comprar su primera casa, recibieron el apoyo de RIT's Home Owner Partnership, un programa en el que los empleados elegibles de la universidad pueden generar hasta 6,000 dólares en subvenciones -3,000 dólares de la universidad y otros 3,000 de la ciudad de Rochester, Nueva York- como ayuda para comprar una casa.

Y en Valparaíso, Gabbert puede tener ciertos ahorros fiscales al usar la cuenta Dependent Care Flexible Spending de la universidad para pagarle a su proveedor de cuidado infantil, una prestación que también se ofreció a 61% de los que respondieron la encuesta de CASE.

La brecha de implementación

A pesar de las buenas intenciones, la creación de un entorno que apoye el equilibrio entre la vida laboral y personal no puede funcionar sin la participación de los directivos. En algunos casos, dice Bryan de la CUWFA, los que rechazan este tipo de programas no se convencerán hasta que el asunto sea personal para ellos. "Por ejemplo, [cuando] alguien que ha sido vicepresidente durante 25 años tiene que cuidar a un anciano, tiene sentido. La relevancia es realmente importante para superar la resistencia", dice.

También hace hincapié en la necesidad de tener datos para respaldar la efectividad de las iniciativas de equilibrio entre la vida laboral y personal. "Entrevistamos a [nuestros] miembros el año pasado y dijeron: 'Tenemos que ayudar a construir el modelo de negocio de lo que hacemos y demostrar su valor'." Como resultado, CUWFA está trabajando en una publicación para ayudar a los miembros a evaluar la eficacia de sus programas de vida laboral y personal.

Pero incluso cuando una institución tiene programas y prestaciones como esos, a menudo surgen problemas cuando lo que está impreso no se traduce en la vida real. Esto sucede a menudo con los horarios de trabajo flexibles, lo que resulta en una "brecha de implementación"; es decir, los administradores se resisten a permitir que los empleados utilicen la prestación oficial, según Brad Harrington, director ejecutivo del Centro para el Trabajo y la Familia de Boston College. "Los gerentes dicen: 'Si hago esto para una persona, todo el mundo va a querer hacerlo. Lo veo como una complicación, no veo los beneficios'," dice. "Los empleados son reacios a pedir flexibilidad, pues suponen que el gerente se resistirá".

Persons ha sido testigo de esto en Hotchkiss con la política de trabajo a distancia, a la que pueden acceder los empleados asalariados a discreción de los supervisores, pero no para los empleados no asalariados. En consecuencia, su supervisor no alienta el trabajo a distancia para que haya equidad en la oficina. "Si se ofrecen prestaciones, es necesario que se ofrezcan de manera justa", dice Persons. "Las prestaciones falsas o injustas crean un sentido de inequidad. Se tiene que preguntar: ¿La cultura permite que las personas aprovechen la prestación? "

Bryan está de acuerdo en que lograr que todos participen puede ser difícil. "En la mayoría de los lugares, todavía no es parte de la cultura. Si queremos cambiar la cultura, es necesario que forme parte de las evaluaciones de desempeño de los gerentes", dice. "Queremos que los gerentes asuman la responsabilidad y que se convierta en una expectativa".

Los gerentes pueden ayudar a sus empleados con el equilibrio entre la vida laboral y personal modelando su comportamiento y apoyando la situación de cada individuo. Por ejemplo, uno de los 25 miembros del personal que Farah supervisa no se tomaba el tiempo libre que le correspondía. Ella tocó el tema en la evaluación del desempeño de la mujer. En respuesta a la pregunta "¿Qué puede hacer esta persona para mejorar?" Farah escribió "¡Tómese unas vacaciones!" La empleada ya ha agendado sus vacaciones.

Mientras tanto, Lemon de Toronto, que supervisa a seis personas de edades comprendidas entre 30 a 60, dice que trata de ser lo más flexible que puede con su personal. "Tengo una persona que sale temprano un día por semana a recoger a sus nietos, y eso está bien. Tengo un joven que acaba de preguntar si podía trabajar desde su casa porque una empresa que no trabaja los fines de semana le va a entregar sus muebles", dice. "A menudo, la gente supone que sólo las madres jóvenes necesitan estas prestaciones, pero todo el mundo tiene vidas complejas".

La lista de prestaciones, recursos y programas puede estar creciendo, pero aún hay mucho por hacer. Las instituciones tienen trabajo por hacer para pasar de la implementación de programas a la transformación de la cultura institucional, y llegar a un acuerdo universal sobre la definición e implementación de la flexibilidad es un trabajo en progreso.

Pero sin importar la posición de la institución, los profesionales del desarrollo institucional desean lo que otros profesionales desean: el reconocimiento de que hay vida fuera de las paredes de la oficina y el apoyo y la confianza que les permita equilibrar la vida laboral y personal sin desatender ninguna de las dos.

En pocas palabras

Atrévase a comparar. ¿Alguna vez se ha comparado sus prestaciones laborales con los del mundo corporativo? Descúbralo analizando la lista 2011 de la revista Fortune Las 100 mejores empresas para trabajar". Incluso las mejores tienen puntos destacados en ciertas áreas, así que la lista se separa aún más por empresas que ofrecen prestaciones especialmente generosas en atención médica, cuidado infantil, equilibrio entre la vida laboral y personal, trabajo desde casa o años sabáticos. Además, puede echar un vistazo a algunos beneficios inusuales (por ejemplo, Cisco lleva a una empresa automotriz dos veces por semana para que los empleados afinen sus autos mientras trabajan) o use el "buscador de beneficios" para buscar compañías con horarios condensados, gimnasios, políticas amigables para homosexuales, y mucho más.

Cuestionar el equilibrio. Si el equilibrio entre su vida laboral y personal, o falta de él, lo ha deprimido, es tiempo de que se ría un rato y se inspire un poco "Cómo lograr que el equilibrio entre la vida laboral y personal funcione," una charla que Nigel Marsh, autor de Fat, Forty, and Fired, dio en el foro TEDxSydney el año pasado. La entretenida y sincera charla de 10 minutos de Marsh recuerda a la gente que tienen las llaves para lograr el equilibrio entre el trabajo y su vida personal. Si ese punto de vista no le funciona, lea "Escape the 10 Tyrannies of Work/Life ‘Balance,'" del bloguero de Fast Company, Cali Williams Yost. Yost, que dice que el equilibrio es un concepto anticuado y un gran obstáculo, aboga por el concepto de "ajuste trabajo+vida" y ofrece formas para lograrlo.

Puntos a favor. Según una investigación realizada por Gallup, el bienestar profesional "puede ser el elemento más importante de su bienestar personal", que también tiene un efecto sobre la salud. "The Business Case for Wellbeing," un artículo de la revista Gallup Management Journal, informa que los empleados con mayor nivel de bienestar tienen menos probabilidades de enfermarse y más probabilidades de unirse al programa de bienestar de su empresa. Si está buscando la manera de llevar bienestar a su lugar de trabajo, la Iniciativa de Bienestar para Pequeñas Empresas ofrece recursos, entre ellas "101 ideas de bajo costo para el bienestar en el lugar de trabajo".

Hablemos de flexibilidad. Mencione el equilibrio entre la vida laboral y personal, y la flexibilidad laboral es uno de los primeros temas que surgirán. La primavera pasada, la Casa Blanca dio a conocer un informe y organizó un foro sobre el tema, lo que condujo a la creación del Diálogo Nacional sobre Flexibilidad Laboral. Esta serie de debates examina las políticas y los esfuerzos en diversos sectores de empleo e incluyó un foro en mayo 2011 que se centró en las instituciones educativas. Además, la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos se unió al Instituto del Trabajo y las Familias para el proyecto "Moving Work Forward" que compartirá investigación, políticas y prácticas sobre los beneficios de la flexibilidad.

Acerca de los Autores Mary Ellen Collins

Mary Ellen Collins es una periodista independiente con sede en Florida y una ex procuradora de fondos

Comentarios

(1024 caracteres incluyendo espacios)

Para comentar debe estar registrado. Su nombre y la institución se mostrarán junto con el comentario.

Login

Help/Create Account